En las Elecciones Italianas quién pierde es Europa

Artículo de Jorge Juan Morante, secretario general de UEF Madrid, publicado originalmente en su blog Ciudadano Morante: 

En las Elecciones Italianas celebradas ayer, 4 de marzo de 2018, quién ha salido perdiendo es Europa. Esto no es debido a los resultados (2,5%) de la única candidatura, abiertamente y sin ambigüedades, proeuropea, Más Europa, encabezada por la excomisaria Emma Bonino. Se produce más bien porque las dos fuerzas políticas más eurófobas de Italia, la Lega y el Movimiento 5 Estrellas, son los grandes vencedores de estas elecciones. También por la inestabilidad política que puede conllevar la dificultad de formar gobierno y deja a las instituciones europeas y a los gobiernos de otros miembros de la Unión Europea con la incertidumbre de quién gobernará Italia.

La excomisaria Bonino dijo en una entrevista para Euronews del pasado 28 de marzo que “el nacionalismo es una enfermedad contagiosa”. Y, lo cierto, es que es una enfermedad que ha infectado a casi todas las fuerzas políticas italianas, los principales líderes políticos como Berlusconi o Matteo Renzi han coqueteado con el nacionalismo para volver con Europa cuando les convenía.

El Movimiento 5 Estrellas, la fuerza política más votada (32,6% de los votos), es partidario de la salida de su país del Euro y de una reforma del Mercado Único y la Unión Europea orientada a una regresión nacional. Sin embargo, no llegó a acuerdos de coalición con ningún partido y se ha manifestado en contra de pactar con otras fuerzas políticas durante la campaña, lo que dificulta sus opciones de llegar al gobierno.

Los partidos de la coalición de la derecha superan juntos en 4 puntos al Movimiento 5 Estrellas (35,7%). Estos llegaron al acuerdo de que apoyarían a Primer Ministro al candidato del partido más votado dentro de la coalición. La Lega y su candidato Matteo Salvini, la fuerza política más antieuropea, partidarios de un referéndum de salida de la Unión Europea y de carácter xenófobo, serían los grandes beneficiados dentro de la coalición. La Lega (17,40%) ha quedado 3 puntos por delante de “Forza Italia” (14%), el partido de Berlusconi, lo que favorece las opciones de La Lega de encabezar el futuro gobierno italiano. Por el contrario, al no obtener el 40% de los votos no puede optar al premio de la mayoría (según la última reforma electoral).

Después de Europa, el Partido Democrático del ex primer ministro Matteo Renzi ha resultado el gran perdedor de las elecciones, con el 18,7% de los votos queda relegada a la segunda fuerza política más votada. Los escaños que pudiera obtener, incluso junto con sus posibles aliados, serían insuficientes para mantener la jefatura del gobierno en la nueva legislatura.

Debido a la complejidad del sistema electoral italiano todavía es difícil traducir los votos recibidos por cada partido en escaños y, en base a ellos, establecer quienes pueden gobernar y con cuáles alianzas. Solo que no será una tarea fácil la formación de gobierno en Italia.

¿Qué opinas de este post? Por favor, deja tu opinión mediante un comentario y si te gusta te agradecería que le dieses difusión en Facebook, Twitter o Google+.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *