Convención Ciudadana: Hacia una democracia más participativa en el contexto de una Europa Federal

El 27 de septiembre de 2018 la Unión de Europeístas y Federalistas de Madrid organizó la consulta ciudadana “Hacia una democracia más participativa en el contexto de una EuropaFederal”. Esta consulta ciudadana, organizadas en el marco de las consultas de la Secretaría de Estado para la Unión Europea, recogió una serie de conclusiones que servirán para informar la política española de cara al próximo Consejo Europeo de diciembre. La actividad contó con el apoyo de la SEAE dentro del programa Hablamos de Europa. Los temas suscitados durante el acto  fueron:

  • Instituciones políticas de la Unión Europea.          
  • Federalismo como solución frente al intergubernamentalismo.
  • Participación ciudadana de manera directa.                                                                 

Preguntas suscitadas

El proceso de debate político se fijó en torno a tres ejes que se formularon en forma de pregunta. La primera pregunta fue si debemos ir a fórmulas de elección más directa de la Comisión para involucrar mucho más personalmente a los ciudadanos con sus representantes europeos. La segunda pregunta, como consecuencia de la anterior, se dirigía a si la Comisión debe ser un órgano más político, con un Presidente que tenga más capacidad de iniciativa a la hora de componer su equipo. La tercera pregunta planteaba qué rol deben jugar los ciudadanos de manera directa más allá del voto y, en concreto, qué papel dar a la iniciativa ciudadana europea.

Problemas identificados

  • Déficit democrático por falta de capacidad del Parlamento Europeo para actuar por iniciativa propia
  • Crisis de los partidos políticos, tanto a nivel nacional como europeo, que no logran vertebrar las opiniones de sus ciudadanos y que a nivel europeo muestra una falta de liderazgo.
  • Fragmentación y polarización en todos los Estados Miembros que ha visto el ascenso de grupos euroescépticos o antieuropeos.
  • Europeísmo de palabra pero no de hechos por parte de los partidos políticos estatales.
  • Ausencia de información sobre Europa a nivel de medios de comunicación.
  • Discurso de culpabilización a Bruselas y apropiación nacional de los éxitos.
  • Ausencia de una cultura del esfuerzo y un predominio del individualismo que lleva a la inacción social.
  • Falta de mecanismos (y fuerza) por parte de las ONG para articular medidas que lleven a hacer Iniciativas Ciudadanas Europeas en todos los Estados miembros.
  • Dificultades técnicas para recoger las firmas en los diversos Estados miembro.

Propuestas formuladas

  • Necesidad de una Comisión Europea más políticaque no esté compuesta por un representante de cada Estado miembro, sino que seamenor en número.
  • Necesidad de que a nivel europeo haya máscuestiones que se decidan por mayoría simple o absoluta, frente a los criteriosde las mayorías reforzadas y la unanimidad, que impiden el juego democrático yfuerzan las mayorías o llevan al estancamiento. Así debe haber más flexibilidaden el requisito de mayorías o unanimidad en el Consejo Europeo y Consejo de laUE fundamentalmente.
  • Generar una estructura política similar a la delos Estados Unidos en su creación, con Estados y territorios, de manera quehaya una doble membresía con unas normas claras y una representación adecuada.No obstante, hay que buscar vías para que la UE no se convierta en un club alque ciertos Estados ahora miembros no puedan acceder en un futuro, por lo quelas normas de acceso deben ser asequibles pero dejando avanzar más rápido aquienes así lo deseen.
  • Abandonar el discurso de la soberanía, pues noexplica la situación actual y plantear las cuestiones en términos de competenciasy desarrollo de las políticas conforme al principio de subsidiariedad. Por ellose debe reducir protagonismo de los gobiernos nacionales en la toma dedecisiones
  • Dotar al Parlamento Europeo de iniciativalegislativa y que ello lleve hacia un régimen federal para la Unión Europea. Enesta línea debería trabajarse para convertir el Consejo en un Senado europeo,representativo y electo expresamente por los ciudadanos para que haya una mayorrelación directa de los ciudadanos y que se pueda ejercer un mejor controldemocrático.
  • Facilitar la participación ciudadana a través denuevas consultas ciudadanas que tengan cierto carácter institucional. Lainiciativa de las consultas debería ser algo recurrente por parte de lasadministraciones y ser fomentadas por las instituciones como ya se hace con elDiálogo Estructurado. Además, se deben emplear nuevos canales de participaciónque no sustituyan a los anteriores para que la población que, por motivoslaborales o de otro tipo, no puede hacerlo, que tenga ocasión de expresarse yestar dentro del circuito participativo. Además deberían simplificarse los trámitesburocráticos para la gestión de asociaciones.

Actividad financiada con el apoyo de:

octubre 5, 2018

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.