“Hacer un mundo mejor y una Europa más fuerte”

El pasado mes de marzo federalistas europeos nos reunimos con un objetivo común: hacer un mundo mejor y una Europa más fuerte. Fue en el marco del seminario federalista ‘Federalism: National, European and Global Perspectives’ organizado por UEF Europe y JEF Europe en Milán.

El Federalismo persigue conseguir la paz, reconociendo que las raíces de la guerra están en el anarquismo y en el nacionalismo (homo homini lupus). Por ello, la sociedad internacional tiene la responsabilidad ética de regular los asuntos internacionales. Los federalistas europeos saben que la federación mundial no es para hoy, pero a largo plazo es clave para una paz sostenible. Esto es posible porque la base del federalismo es garantizar la paz y la convivencia de los distintos grupos sociales, en una misma entidad política. Contrarresta el sentimiento nacionalista de que únicamente se puede tener una identidad, una lengua y una procedencia cultural.

En este contexto tratamos en el seminario la responsabilidad ética que también tiene la Unión Europea de regular los asuntos internos de los ciudadanos europeos. Por ello, es necesario mantener la unidad y la diversidad europea a través del Federalismo Europeo y así garantizar el buen gobierno y la eficiencia política de las decisiones. Sin embargo, esto supone ciertas dificultades: ¿Cuál sería el modelo federal óptimo para la Unión Europea? Los federalistas europeos tenemos claro que la siguiente fase de la integración europea debe ser la integración política, pero aún hay debate acerca de cuál será el modelo federal que podrá satisfacer todas las especialidades que engloba la Unión Europea.

La política y su buena percepción son hechos de crucial importancia para la sostenibilidad democrática del Gobierno Federal. La Unión Europea si no realiza una integración completa puede poner en peligro la democracia porque sus estructuras no permiten que las expectativas de los ciudadanos se cumplan. Debido a la falta de integración, muchas de las peticiones expresadas por los ciudadanos no se pueden llegar a cumplir ya que, las competencias de estas materias siguen en manos de los Estados Miembros. De esta forma, el terreno europeo es muy fértil para el surgimiento del euroescepticismo y del populismo.

Esto se debe a que hemos creado la Unión Europea pero no hemos creado a los ciudadanos europeos a través de la educación y la cultura. Debemos promover la ciudadanía europea y, para ello, debe haber un currículo de educación e historia mundial que nos permita tener una cosmovisión compartida y un entendimiento de lo qué es la Unión Europea. Entonces sin que la gente deje de demandar que la Unión Europea de respuesta a los problemas, también se entenderá que haya un reparto de competencias, y que los Estados no han atribuido las suficientes competencias en algunas materias como la inmigración o el desempleo para que la Unión Europea pueda dar respuesta a estos problemas. Tenemos que partir de algo más elemental como la educación, mientras que no hagamos eso la Unión Europea seguirá siendo muy incomprendida. La alternativa es seguir alimentando las tendencias destructivas.

La Federación Europea deberá construirse como sistema democrático multinivel, basado tanto en el principio de subsidiariedad como en el principio de unidad (unidad entendida como capacidad institucional para decidir y actuar juntos, no únicamente estar juntos). De igual forma, se debatió acerca de la forma de gobierno que podría adoptar la Unión Europea en un futuro. Las conclusiones principales giraban en torno a un sistema parlamentario, un sistema presidencial de elección directa de un presidente común tanto para la Comisión Europea como para el Consejo Europeo, o un sistema semi-presidencial que involucra una Comisión más política, un Parlamento con más control y una presidencia colectiva por parte del Consejo Europeo.

De la mano de Paolo Vacca, secretario general de UEF Europe, hicimos un recorrido por los principios del federalismo y el federalismo a nivel nacional, europeo y global. Entre los académicos, intelectuales y políticos que intervinieron como ponentes podemos destacar a: Luisa Trumellini, secretaria general del Movimento Federalista Europeo (UEF Italia); Alberto Martinelli, profesor Emérito de Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad de Milán; Domènec Ruiz Devesa, miembro del Bureau Federal de UEF Europe; Joan Botella, decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona; Elmar Brok, eurodiputado y presidente de UEF; Christopher Glück, presidente de JEF-Europe; Brando Benifei, Eurodiputado; Pilar Llorente Ruiz de Azua, activista de UEF y JEF Spain; o  Andreas Bummel, cofundador de ‘Democracy Without Borders’ y miembro del ‘World Federalist Movement’,

Esta crónica ha sido escrita por Doina Stratu Strelet, miembro de UEF y JEF Madrid, y ha sido adaptada para la web por Jorge Juan Morante.

¿Qué opinas de este post? Por favor, deja tu opinión mediante un comentario y si te gusta te agradecería que le dieses difusión en Facebook, Twitter o Google+.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *